Entradas

Los superpoderes del aguacate

Soy fan del aguacate. Pero muy fan. Cuando viajé a Australia me di cuenta de lo poco que lo consumíamos aquí (ahora mucho más pero hace unos años era casi desconocido) y de la multitud de usos que tiene más allá de las ensaladas. Uno de ellos, por daros un ejemplo solo, es untarlo en las tostadas para desayunar pues, aunque contenga bastante grasa (30 gramos por cada pieza) es una grasa no solo no perjudicial sino beneficiosa.

7EB

De hecho, pensando en alimentación deportiva, los aguacates son muy interesantes por varias razones:

  1. Ayudan a que se queme grasas y crezca y se repare la masa muscular pues tiene todos los aminoácidos esenciales, bastante proteína, potasio, zinc (más que los plátanos). Además, mejora los niveles de testosterona naturalmente.
  2. Sus carbohidratos mejoran la absorción de calcio y dificultan al páncreas la liberación de insulina (lo que revierte en pérdida de peso).
  3. Sus grasas (el 80 por ciento de las calorías que contienen provienen de éstas) son buenas. Son grasas monoinsaturadas que reducen el colesterol malo y aumentan el bueno, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, estabilizando el ritmo cardiaco.
  4. Disminuyen las inflamación en las articulaciones y colaboran en la reparación de los cartílagos gracias a los ácidos esenciales que contienen y a la vitamina E.
  5. Nos sacian más gracias a los siete gramos de fibra que tienen por pieza, algo que favorece la descomposición de hidratos de carbono y el tránsito intestinal.
  6. Su ácido oleico activa la zona del cerebro que nos hace sentir llenos.
  7. Mejoran el sistema inmunológico por su alto poder antioxidante.
  8. Protegen las enfermedades de los ojos.

Solo, en ensalada, en tostadas, o en guacamole (que es aguacate con cebolla, limón, ajo, cilantro, sal y poco más), el aguacate es estupendo, como habéis podido comprobar. No dejéis de introducirlo en vuestra dieta y de aprovechar todas sus ventajas… ¡Está tan rico…!

shutterstock_1251267201_139094295254_6

Alimentos prohibidos en una dieta saludable

Ya sabemos que cada organismo funciona de una manera y que, lo que a unos les engorda muchísimo, a otros apenas les roza. Conozco a gente que come lo que le da la gana, literalmente, y que está hecha una “tirilla” pero en general no es así. Es más, conforme vamos cumpliendo años, el cuerpo tiene a acumular kilos que resultan cada vez más complicados de quitar (no hablemos a partir de los 40 porque os aseguro que es horroroso). Yo antes me ponía a régimen y perdía en un momento un montón y ahora me cuesta muchas lágrimas y, sobre todo, mucho sabor.

Sea como sea, ¿cuáles son los alimentos que están PROHIBIDOS en una dieta saludable o que queramos orientar a muscular? Seguro que todos tenéis muy claro casi todos pero nunca está de más recordarlos para, cuando caigamos en la tentación, tener fresca en la memoria toda esta información:
FRITURAS. ¡No! Las grasas dan 9 calorías por gramo y son dificilísimas de quitar. Mejor comida a la plancha o con unas gotitas de aceite de oliva o coco.

n2

BOLLERÍA INDUSTRIAL. ¡No! Llevan azúcares simples, harinas refinadas y grasas poco saludables. ¡Demasiadas calorías que, además, enganchan!

IMG_9045

ALCOHOL. ¡No! Contiene calorías vacías y suele mezclarse con bebidas azucaradas que son una… ¡booooomba!

Alcohol-v-2-resized

EMBUTIDOS GRASOS. ¡No! No solo provocan digestiones pesadas sino que contienen mucha grasa (especialmente los que tiene tocino). ¿Lo mejor? El pavo…

1283802

COMIDA RÁPIDA. ¡No! Volvemos a los azúcares simples y a las grasas malas… Cuidado con las harinas (pasta, pizza) y con los panes prefabricados…

comida-rapida22

QUESOS. ¡No! Son muuuuuuuuuyyyy grasientos…

quesos-mas-consumidos-en-Argentina-El-Portal-del-Chacinado

AZÚCAR. ¡No! ¡No! ¡No! Es perjudicial para el cuerpo (la llaman el alimento del cáncer) y lo único que hace es dar un sabor concreto. Además son como una droga…

la-moda-de-pasar-un-mes-sin-tomar-azucar-que-le-pasa-a-la-gente-que-intenta-hacerlo

Encended la señal de alerta con todas estas comidas y hacer lo que podáis para no tomarlas… A largo plazo, lo agradeceréis…

 

Los (muchos) peligros de los “quemagrasas”

En los años que hace que llevo yendo al gimnasio he escuchado sobre todo tipo de productos milagrosos que ayudan a quemar las grasas “sin esfuerzo”. Vaya, que tomándote alguna de esas pastillas la grasa desaparece, según anuncian en ocasiones, sentado y hasta comiendo lo que te dé la gana… ¡FALSO!

quemagrasas

Ni la L-carnitina, ni el glucagón, taurina, lecitina, óxido nítrico, creatinina… Ninguno de esos “fat burners” sirven absolutamente de nada si, para empezar, no nos movemos. Pero es que, en realidad, aunque nos movamos, sus efectos (en especial, sobre la salud), son bastante discutibles. Tened en cuenta que algunos de estos productos mezclan diuréticos, anfetaminas, laxantes, cola de caballo… o la hormona tiroidea que, solo esta sustancia, disminuye el calcio óseo y ACELERA LA OSTEOPOROSIS. Por si fuera poco, son muchas las advertencias añadidas pues pueden producir depresiones, psicosis, cuadros de ansiedad, hipertensión, arritmias, fibrosis renal…

biotech-l-carnitine-3000-20viales_comprar

Así que… ¿de veras merecen la pena? Aparte que, para fundir la grasa corporal -lo digo en lenguaje básico, para que nos entendamos-, sería necesario subir la temperatura del cuerpo varios cientos de grados (más que si estuviéramos metidos en un horno) por lo que, “fundir la grasa en pocos minutos”, según algunos prometen, sería directamente convertirnos en una pira humana.

Pero claro… Es que todo este mercado mueve millones de euros con lo que es un gigante al que cualquiera se enfrenta… Al final, por mucho que digan, como lo natural no hay nada y, si bien es cierto que el “efecto placebo” es muy poderoso (lo que la mente crea, aunque no haya nada real en ello), si acudimos a referencias médicas y científicas, la mayoría coinciden en que esto de los “quemagrasas” es… UN TIMO.

cabecera-QUEMAGRASAS-tegor-sport

¿Qué podemos hacer?… Lo de siempre: una buena dieta, lo primero, y ejercicio, lo segundo. Cardio, cardio y más cardio para movilizar las grasas. ¡Y beber agua! Ya sabéis: dos litros de agua, aproximadamente. Y algo más… ¡No consumáis nada que no esté comprobado y aceptado desde la disciplina farmaceútica! ¡La salud es lo primero!

Quemagrasas-tegor-sport-2017

 

 

¿Es mejor la ternera o el pollo?

Para la gente que entrenamos, y que llevamos dietas proteicas, la carne –que tiene proteínas de alta calidad porque tiene todos los aminoácidos esenciales- es casi indispensable, aunque no siempre se conoce muy bien las características de las más permitidas (por menos grasas). Hoy he cenado dos hamburguesas de ternera y cuando he terminado –siempre me pasa cuando como ternera-, he notado cómo los músculos se me han hinchado y, de pronto, como que me siento más fuerte. Pero, ¿mejor ternera o pollo? ¿Carnes rojas o blancas?

Empecemos por definir:
Carnes blancas

Son las de aves como pollo, gallina, pavo, avestruz y conejo (y alguna variedad de ternera blanca). Contienen más proteínas y menos grasas. Previenen enfermedades cardiovasculares y demencias como el Alzheimer debido a sus propiedades antioxidantes, regeneran los tejidos corporales, mejoran el funcionamiento del sistema nervioso por la vitamina B1, previenen la osteoporosis (por el calcio y el fósforo), combaten la anemia por su riqueza en hierro y vitamina B12, poseen propiedades anticancerígenas debido al selenio y aumentan las defensas por el zinc.

pollo

Carnes rojas

Cordero, buey, cerdo y carne roja de ternera. Más ricas en grasas y, en alguna ocasión, con una sustancia cancerígena como es la nitrosamina (por eso se recomienda tomar menos).

1280

Debemos tener en cuenta que nos interesa hablar de la versión más sana de cada una de ellas puesto que ambas pueden encontrarse con grasas. Por tanto irá en función del corte de la carne, por un lado, y la forma de cocinarla porque si freímos una pechuga de pollo, siempre será mejor un filete de ternera a la plancha.

En cuanto a datos objetivos en relación a las carnes, por ejemplo, las carnes procesadas tienen más grasas saturadas, más calorías y sodio y aditivos que pueden ser peligrosos si se consumen en exceso. Además la Fundación Española del Corazón recomienda comer carnes rojas tres o cuatro veces por semana en cantidades de 100 a 125 gramos. ¿Más? Las proteínas sacian y eso está bien a la hora de perder peso, siendo las carnes más proteicas la pechuga de pavo, el atún, la pechuga de pollo y los cortes magros de ternera. Ya sabemos, por último, que el omega 3 ayuda a incrementar la masa muscular, a cuidar de la piel y del funcionamiento cerebral (y, en general, a estar bien), encontrándose sobre todo en pescados grasos como el jurel, la caballa, el atún, el salmón o las sardinas.

96dbf9ab990f3c6fff6a3f4b80d81553

Una vez aprendido todo esto, lo ideal sería ir combinando, eso sí, evitando frituras, fiambres  embutidos. Bien empleadas las carnes son muy beneficiosas. ¡Aprovéchalas!

La experiencia de la dieta proteinada (proteica)

A principios de semana me pesé en la Clínica Teknobell de mi querido amigo Paco Ortiz, uno de los mejores nutricionistas y médicos estéticos que tenemos en nuestro país. Y aunque sabía que estaba pasado de kilos, porque tengo mucha masa muscular y la masa muscular pesa bastante, no me imaginé que era para tanto porque, atención, había llegado a los 77, 4 kilos!!!

La última vez que me había pesado estaba en 72 o 73 kilos con lo que había cogido cinco en poco tiempo. Cierto es que el porcentaje de grasa no era mucho, 13, 5 por ciento aproximadamente, pero no podía mantenerme ahí porque luego se va acumulando todo y cualquiera lo quita. Vamos que necesito quitarme dos o tres kilos de grasa, mínimo, y quedarme en un 11 por ciento, aunque Paco me dijo que mi constitución actual es de un atleta profesional.

El caso es que me puso una dieta proteinada (o proteica, como prefiráis) que he cumplido a rajatabla desde el primer día (martes) y sobre la que quería contaros ahora que solo me faltan tres días. Tal y como él me advirtió, los dos primeros días han sido bastante complicados, con mucha ansiedad y nervios y un vacío en el estómago que no podía soportar. Luego ya, igual que también me dijo el doctor, pasé a una especie de calma que me hace estar bien y no darme cuenta de que estoy a dieta (de no ser porque solo como lo que me han mandado).

essential1

Por lo visto lo bueno de este tipo de rutinas alimentarias es que cuidan la masa muscular y, sobre todo, en mi caso lo mejor es que solo durará una semana, es decir, que el martes volveré a mi alimentación habitual (con mi día libre incluido, jajaja). Ya a estas alturas, llevo casi cinco días, me noto mucho más pegado, aunque también más vacío muscularmente. Al gimnasio solo voy a hacer cardio (lo único permitido, puesto que no se puede coger pesas) y estoy bastante ilusionado en que el sacrificio merezca la pena.

¿Qué se come? Cinco/seis comidas al día que se basan en unos productos propios que tiene el doctor Ortiz y que se engloban en la marca “Essential Diet”. Resumidamente, la dieta es lo siguiente:

*Desayuno: dos tostadas con un paté (todo de “Essential Diet”).

*Media mañana: batido de chocolate intenso (buenísimo).

*Mediodía: salchichas con su mostaza y kétchup (proteicas, claro) y verduras crudas o a la plancha, muy especiadas (con éstas se compensa los hidratos que quitamos, pudiendo tomar de un listado que te dan todas las que quieras o, de otro, 200 gramos).

*Media tarde: batido de chocolate intenso.

*Cena: salchichas y verduras, igual que a mediodía.

*Postcena: uno de los productos (barrita de chocolate blanco, flan de chocolate o chocolatinas, todo rico).

Aparte, unas pastillas de vitaminas y beber. Mucha agua y té. Eso es esencial. Beber todo lo que puedas y más para llenarte, por un lado, y limpiarte, por otro ya que, otro de los objetivos es renovar el organismo.

Salchichas-frankfurt-LA01

Repito. Queda poco para terminar. No es un régimen que se pueda mantener por mucho tiempo porque entras en cetosis que es lo que pasa cuando el metabolismo destruye las grasas y las lleva por el organismo, “envenenando” la sangre y, en consecuencia, los riñones. Por eso tened precaución y NO SE OS OCURRA hacer nada de esto sin control médico. Es fundamental y necesario.

 

¡Os seguiré informando!

Comida post entreno

Hola! Cómo estáis???  Veo que echáis de menos mis posts y que, cuando subo algo, las visitas aumentan considerablemente con lo que voy a tener que plantearme meter más cositas. Sí me gustaría que me contaseis vuestras dudas y que me dijerais si hay algo que os provoque curiosidad para centrarme en esos temas porque, en el cuidado personal, hay tantas opciones…

Hoy quería deciros algo que he estado descuidando un poco y que a la vez siempre me ha provocado muchas dudas: la comida de después de entrenar (y que no debe producirse más allá de media hora después de finalizar). A veces coincide en que terminamos y llega el almuerzo o la cena (que habría que reforzar un poquito y en la que no pueden faltar los hidratos –aunque sea de noche-) y otras que necesitamos hacer una toma antes de las comidas principales.

En ese caso recuerda que el carbohidrato permite recargar el glucógeno quemado y que necesitamos glucosa para el músculo y fructosa o galactosa para el hígado. ¿Cantidad? Depende de la alimentación y el entrenamiento que hayamos hecho. Si hacemos cardio tendremos el glucógeno más bajo que con el entrenamiento de fuerza pero bueno, como general, ingerid entre 0.6 y 0.8 grs. de carbohidrato por kilo de peso corporal. ¡Ah! Lo ideal sería que el 50-60 por ciento de los carbohidratos diarios los consumiéramos después de entrenar… Como glucosa tenéis la patata cocida, el boniato, la batata o el arroz (unos 20-30 gramos por cada 100 gramos de peso) y como fructosa, por ejemplo, el plátano y la miel.

carbohidratos

¿Proteína? Entre 20 y 30 gramos es lo ideal, es decir, 100-150 gramos de carne/pescado, una lata de atún o sardinas, tres o cuatro huevos cocidos… ¿Proporción hidratos y proteínas? 1:1 o 1:2 (proteína:carbohidrato) en entrenamientos de fuera y 1:3 cuando se gasta más energía.

proteinas

Y aunque de la grasa no se suela hablar, si te tomas un poco de aguacate o varios frutos secos, tampoco está de más.

Otro alimento muy completo es la leche, entera, que, ya de por sí, mezcla proteína, carbohidrato y grasa. Incluso hay quien afirma que un vaso de leche con chocolate es suficiente para la recuperación muscular.

Glass of Chocolate Milk with Two Straws --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Sea como sea, la química NO es necesaria si cuidáis lo que coméis, lo medís y lo hacéis con constancia y cuidado, hallaréis resultados óptimos. ¡Hasta pronto!

La biotina, una vitamina recomendable

Si habéis leído mi libro, “Hombres sin complejos”, sabréis que uno de los problemas que más quebraderos nos da a los chicos es la caída del cabello (si no lo habéis leído creo que también lo tendréis claro, jajaja). Perder pelo es horrible, sobre todo cuando eres más joven y te ves con cuatro pelos porque, aunque haya calvos estupendos, sin cabellera uno está mayor y menos más favorecido (en general).

Yo acudí hace unos años al microinjerto y, la verdad, no puedo estar más contento. Me ha devuelto juventud, autoestima y, por qué no decirlo, me siento más guapo que nunca. Pero aparte de esta intervención quirúrgica, hay maneras de cuidar el pelo y evitar su caída, como tomar finasteride o ponerse como loción minoxidil (ya os hablaré de ello) o tomar suplementos como la biotina en packs como el que ha lanzado Prisma Natural llamado “Hair 3.0 Plus”.

hair3_0-plus-estuche-y-stick-conjunto-1-1

Son unos sobres de monodosis supercómodos de tomar que, en ayunas, tienen muchísimos efectos beneficiosos también en las uñas e incluso en la dermatitis seborreica. Y os explico: La biotina es una vitamina hidrosoluble esencial en la metabolización de carbohidratos y su conversión en energía y en el desdoblamiento de grasas y proteínas. En general, si enumeramos sus ventajas, podríamos resumirlas en éstas:

 

  • Cabello más saludable, fuerte… Previene su caída y las canas y promueve su crecimiento.
  • Hidrata la piel y evita los excesos de pigmentación en el rostro, combatiendo manchas.
  • Repara uñas quebradizas y favorece su crecimiento.
  • Refuerza la resistencia de la piel al sol y previene la dermatitis seborreica.

 

En alimentos naturales está en el hígado, la yema del huego, los riñones, las levaduras y los cacahuetes pero, más allá, está lo que os cuento de Prisma Natural que, además, tiene un sabor agradable. También os cuento que es hidrosoluble, con lo que, por la orina o el sudor, la eliminaremos muy rápidamente (siendo difícil sobredosificarnos).

Lo que sí parece que no funciona demasiado es en los champús con lo que, en este sentido, tened precaución porque, de lo que he consultado, no se es muy favorable a este uso (a pesar de que, hace un tiempo, se popularizaron los champús con biotina como milagro al alcance de todos los bolsillos). Antes de confiar, mirad con siete ojos. Por si acaso.

tratamientos-para-el-pelo

,

El mito de los “quemagrasas”

¡Hola! He vuelto a despistarme un poquito del blog… ¡Perdón! El libro que publicaré a finales de abril-principios de mayo me ha tenido muy ocupado pero… aquí estoy de nuevo muy interesado en hablaros de los famosos “quemagrasas” (en inglés, “fat burners”) que tan de moda se han puesto de un tiempo a esta parte. Y es que el otro día fui a la farmacia y me ofrecieron dos botes de unas pastillas que, supuestamente, acaban con la grasa corporal y, como estoy en un momento de mayor definición, casi que caigo en la trampa…
Porque realmente lo de los “quemagrasas” es un timo de tomo y lomo. O si no, ¿por qué hay famosos para los que la imagen es importante que tienen kilos de más? Como sabéis he sido gordito en alguna etapa de mi vida y, claro, ¿qué quiere un gordito? Perder peso sin esfuerzo, que es lo que estos productos nos prometen. Lo que pasa es que, sin esfuerzo –aunque sea duro aceptarlo-, no se consigue nada. Como máximo podemos tener un golpe de suerte pero, si no sabemos aprovecharlo y sacarle rendimiento –lo que también requiere esfuerzo-, se quedará ahí.
Así que, tanto las pastillas como las cremas que arrastran las grasas, es casi dinero tirado. Sí hay productos como la L-Carnitina o el Piconilato de Cromo que pueden elevar la temperatura corporal y ayudarnos a movilizarlas pero, eso imprescindible, si los acompañamos de una buena alimentación y… ¡ejercicio! No hay otra. Y en cuanto a las cremas, pensad que es probable que os hagan sentir un poco de calor o frío pero que para derretir la grasa tendrían que aumentar la temperatura del cuerpo varios grados con lo que… ¡nos fundirían como en una hoguera! Claro que, como todo se publicita tan bien –y hay tantos millones de euros que circulan alrededor de este mercado de ilusiones-, nadie nos lo dice claro (o no lo queremos escuchar).
Por supuesto que existen alimentos (en otro post os hablaré de ellos) que contribuyen a eliminar grasas pero lo demás son “cuentos de pan y pimiento que nunca se acaban”. ¿Quieres que te lo cuente otra vez? ¡Disciplina y mano dura! ¡Eso sí que no falla!

suplementos-quemagrasas

Secretos para subir de peso

¿Cuántas veces no os ha pasado que, ante alguien muy delgado, habéis sentido envidia porque, por mucho que coma, no engorda? Son los clásicos “tirillas”, metabolismos muy acelerados que a veces están fibrados por naturaleza u otras muy “canijos” pero con aspiración a “echar más cuerpo”. Yo, por ejemplo, he tenido unos años en los que estuve muy, muy delgado (si echáis un vistazo a mi Instagram, @yoestoycomonunca, veréis alguna foto de esa etapa). Y la verdad es que comía pero no lo que debía para subir peso y, ya de camino, masa muscular.
Bueno, pues, aunque quieran, hay para quien para coger kilos supone bastantes dificultades con lo que les voy a proponer tres recomendaciones que, de seguirlas, seguro que darán fruto:

*Para empezar no podéis descuidar las cinco comidas al día.
*En todas las comidas aumentaréis los hidratos pero sin dejar atrás las proteínas, que combinaremos al cincuenta por ciento más o menos. No pasa nada si cenan pasta. En esa temporada mía de la que os hablo, en el desayuno, a mediodía, por la tarde y por la noche tomaba arroz o pasta mezclada con carne o pescado. Incorporar cereales, miel, zumos y, las ingestas principales, incorporar todos los platos (entrantes, primero, segundo y postre, sustituyendo azúcar por edulcorantes). ¡Ah! Recordad que hay grasas, como las del aguacate o frutos secos, que son buenas.
*Menos cardio en el gimnasio, reduciendo a dos o tres veces nuestras visitas a la sala de máquinas para entrenar con pesas (más peso, menos repeticiones).
Empezad por ahí porque, en breve, si sois constantes empezaréis a ver el fruto. Además contáis con la ventaja de que vuestro organismo responde bien a todo con lo que, el riesgo de engordar a lo “foto”, es bastante pequeño. ¡Mientas antes empecéis, mejor!

men-s-shape-underwear-tank-tops-slim