Entradas

Alimentos prohibidos en una dieta saludable

Ya sabemos que cada organismo funciona de una manera y que, lo que a unos les engorda muchísimo, a otros apenas les roza. Conozco a gente que come lo que le da la gana, literalmente, y que está hecha una “tirilla” pero en general no es así. Es más, conforme vamos cumpliendo años, el cuerpo tiene a acumular kilos que resultan cada vez más complicados de quitar (no hablemos a partir de los 40 porque os aseguro que es horroroso). Yo antes me ponía a régimen y perdía en un momento un montón y ahora me cuesta muchas lágrimas y, sobre todo, mucho sabor.

Sea como sea, ¿cuáles son los alimentos que están PROHIBIDOS en una dieta saludable o que queramos orientar a muscular? Seguro que todos tenéis muy claro casi todos pero nunca está de más recordarlos para, cuando caigamos en la tentación, tener fresca en la memoria toda esta información:
FRITURAS. ¡No! Las grasas dan 9 calorías por gramo y son dificilísimas de quitar. Mejor comida a la plancha o con unas gotitas de aceite de oliva o coco.

n2

BOLLERÍA INDUSTRIAL. ¡No! Llevan azúcares simples, harinas refinadas y grasas poco saludables. ¡Demasiadas calorías que, además, enganchan!

IMG_9045

ALCOHOL. ¡No! Contiene calorías vacías y suele mezclarse con bebidas azucaradas que son una… ¡booooomba!

Alcohol-v-2-resized

EMBUTIDOS GRASOS. ¡No! No solo provocan digestiones pesadas sino que contienen mucha grasa (especialmente los que tiene tocino). ¿Lo mejor? El pavo…

1283802

COMIDA RÁPIDA. ¡No! Volvemos a los azúcares simples y a las grasas malas… Cuidado con las harinas (pasta, pizza) y con los panes prefabricados…

comida-rapida22

QUESOS. ¡No! Son muuuuuuuuuyyyy grasientos…

quesos-mas-consumidos-en-Argentina-El-Portal-del-Chacinado

AZÚCAR. ¡No! ¡No! ¡No! Es perjudicial para el cuerpo (la llaman el alimento del cáncer) y lo único que hace es dar un sabor concreto. Además son como una droga…

la-moda-de-pasar-un-mes-sin-tomar-azucar-que-le-pasa-a-la-gente-que-intenta-hacerlo

Encended la señal de alerta con todas estas comidas y hacer lo que podáis para no tomarlas… A largo plazo, lo agradeceréis…

 

Las mil excusas falsas ante la dieta

Bueno, hoy vengo guerrillero porque estoy un poco cansado, o bastante, de escuchar a todo el mundo decirme que estoy muy bien, preguntarme cuál es la dieta que sigo y, a la hora de plantearle una rutina alimentaria, responderme con aquello de “a mí, por mi trabajo, me resulta imposible seguir una disciplina” o “es que tú tienes mucho tiempo para podértelo dedicar”. O, más allá, los que cambian como les viene en gana lo que deben comer por otras cosas con las que, según ellos, no pasa nada pero que, si se informaran, son menos sanas de lo que se piensan.

Vamos a ver: si queremos tener resultados, hay que “apretarse los machos” y eso pasa por, de raíz, concienciarnos que hay una serie de costumbres en la mesa que no son beneficiosas, a saber, fritos, grasas, harinas y azúcar (hidratos rápidos, en general). Si quitamos todo eso, para empezar, ya habremos ganado mucho en nuestro camino hacia un buen físico.

Luego está el tema de las cinco comidas (ahora parece que hay una tendencia que vuelve a las tres). ¡No pongáis más la excusa de que no podéis pararos cuando estáis trabajando porque nadie se cree que no tengáis cinco minutos para, por ejemplo en las comidas intermedias, pararos a tomaros una manzana, un yogur, un sándwich o un batido proteico! ¡No cuela! Como tampoco cuela el que no podáis organizaros el día siguiente para, si no vais a almorzar a casa, llevaros vuestro almuerzo para el mediodía aunque sea en “tuppers”. Diferente es que sea más cómodo acercaros al primer bar que os pille cerca y, de camino, poneros “tibios”…

G2J_BAYER_2_tupper-diabeticos

 

Y hablando de bares. Ahora que en verano se sale más, y se alterna más, ¡no vendáis más la historia de que todo lo que sea comer fuera es hincharos y no comer sano! ¡Incierto! Nada como preparar la comida en casa, eso es verdad pero… ¿no hay pechugas de pollo a la plancha con ensalada en todos lados? ¿No preparan parrillada de verduras? ¿Pescados al horno? Sabiendo que la gente se cuida mucho más, raro es el restaurante que no tiene ya en su menú algo saludable para quienes no quieren excederse. Es más, anoche mismo estuve cenando en “Bilio´s”, que me encanta, y me tomé un “Plato mediterráneo” que son tres pechugas grandecitas de pollo a la plancha y una superensalada de lechuga, tomate, atún y huevo duro con la que cumples más que de sobra manteniendo a raya las calorías.

 

2

Que en vacaciones queremos relajarnos, vaaalee… Que no nos importa coger algún kilillo porque para eso nos machacamos el resto del año, bueeeno… Lo que pasa es que todo lo que no nos conviene está tan bueno, ¿verdad? Al final, recordad siempre: todo está en la cabeza. Por muchas tentaciones que nos rodeen, si sabemos ser fuertes, ¡nadie podrá con nosotros!

Objetivo: comer saludable

Cualquier cosa de la que hagamos una obsesión es insano y, tarde o temprano, termina desembocando en consecuencias negativas. Con la alimentación pasa lo mismo y, en realidad, de lo que se trata es de comer saludable. Luego, si tenemos como objetivo crecer muscularmente, está claro que tendremos que ajustar bastante la dieta pero tampoco es necesario ser tan estrictos para presumir de buen cuerpo. Al final, con una buena rutina de entrenamientos y/o alguna actividad física –y una ingesta adecuada de alimentos-, podemos estar bien sin machacarnos.
Sabiendo que los fritos y las grasas no son nada recomendables –y que, mientras menos estén presentes en nuestras comidas, mejor-, yo opto, a mediodía, por platos que tengan proteínas, verduras y carbohidratos, pudiendo ser 200, 100 y 100 gramos cantidades convenientes que nos dejen satisfechos, por un lado, y que no nos hagan engordar, por otro. Una pechuga o unos filetes de pollo, unas chuletas o filetes de pavo, pescados como el salmón o el atún o una tortilla de claras con dos huevos enteros, atún y queso fresco serían, sobre todo a la plancha, varias opciones proteicas ideales. Coliflor, brócoli o guisantes vendrían bien en el capítulo de las verduras y quiona o arroz en el de hidratos.
En cuanto a la cena, podríamos hacer algo parecido al almuerzo pero eliminando los carbohidratos ya que, antes de dormir, son más costosos de asimilar puesto que la energía corporal que utilizamos es menor. Eso no significa que, en algún momento (y ahora que se aproximan fiestas es normal), por compromisos o porque surja, no podamos saltarnos el planteamiento anterior puesto que, como sabéis, hay una frase bíblica que afirma que “el hombre está hecho para la ley y no al revés”.
Para aliñar las carnes y los pescados tenemos desde ajito con perejil hasta el curry u otras especias de gran sabor que evitan que nos aburramos demasiado con nuestras recetas. En las bebidas, éstas mejor si son sin gas y con edulcorante (vamos, directamente lo más sano es el agua pero entiendo que da pereza) y, como postres, optemos por té o café con leche, recordando siempre que el azúcar es una de las grandes enemigas de nuestra salud (lo que no quita que terminemos cayendo en alguna dulce pero moderada tentación).

Comer-sano-es-un-compromiso-con-tu-salud-y-tu-cuerpo...