Entradas

Los colores hablan de nosotros

Tengo una amiga que siempre vestía (ahora ha abierto un poco la paleta de colores) de negro. Y otra de mis amigas suele optar en su armario por un 90 por ciento de prendas grises. Curiosamente, las dos son dos mujeres con muchos conflictos y a las que, según ellas, les cuesta bastante ser felices. Sin embargo, cuando en alguna de las pocas ocasiones en las que lo hacen, apuestan por algo más alegre y vital, parece que la cara se les ilumina, pasando de transmitir pesadumbre y tristeza a aparentar al menos jovialidad.

Hay estudios que afirman que los colores influyen en nuestros estados de ánimo y, a la vez, hablan de ellos. Y yo mismo lo he podido comprobar puesto que ha habido etapas de mi vida -curiosamente en las que me veo peor- en las que mi paleta de tonalidades en la ropa era tan aburrida como yo me sentía entonces. Sea como sea, en líneas generales siempre me han llamado los pasteles (azules, rosas) y, lo que más, el blanco porque, en líneas generales, suelo encontrarme bien y eso mismo es lo que me gusta transmitir. Incluso os diría que, en los últimos tiempos, los flúor han ocupado bastante espacio en mis armarios con lo que, imaginad cómo bulle mi interior…

lookcolorexplosion

Por eso cuando alguien me dice que tiene un día de bajón, si puedo, le recomiendo que intente elegir ropa que colabore en aportarnos esa chispa que, tal vez, en ese instante nos falte. Y os doy unas pequeñas indicaciones al respecto:

-El rojo, naranja y el amarillo incitan a la actividad y dan ánimo, “encienden” energías.

-El verde, el azul y el violeta dan tranquilidad y paz para la mente. Son la Naturaleza, el cielo, la elegancia y constituyen una perfecta elección en entrevistas laborales.

-El blanco y el beige simbolizan la pureza.

-El rosa y el fucsia están asociados a la infancia (y en algún caso a la inmadurez).

-El negro y el gris son los colores del pesimismo y, a la vez, están unidos a la elegancia y a la seriedad.

consejo-moncaprice-1024x768

¿Que los colores no hacen milagros? ¡No! No los hacen. ¿Que pueden ayudarnos a mejorar emocionalmente? ¡Sin duda! Lo importante es tener la mente abierta a este tipo de cuestiones y aprovechar todos los recursos que tengamos a nuestro alcance para estar lo mejor posible.

Acordaros de la duquesa de Alba, pensad en Ágatha Ruiz de la Prada… ¡Color! ¡Pasión! ¡Ganas de vivir! ¡Ganas de estar como nunca!