Entradas

Análisis (y combate) de la grasa abdominal

Hoy os voy a volver a plantear uno de los temas que más preocupación causan tanto a los hombres como a las mujeres que se cuidan: la grasa abdominal. ¡Merece varias entradas, como una del año pasado, por lo coñazo que es ese un residuo de grasa que, por mucho deporte que hagas, por mucha dieta que sigas, no hay manera de que se vaya! Así que vamos a intentar poner un poco de raciocinio en esta frustración que nos provoca la grasa abdominal.

quemargrasaabdomen

Deciros que hay que diferenciar entre grasa subcutánea (debajo de la piel) y grasa abdominal visceral (que aparece cuando las vísceras no toleran la entrada masiva de nutrientes (sobre todo, carbohidratos) aunque, en general, hay unas razones que favorecen a tener grasa. A saber:

  • Genética. Esto es aquello de “En mi familia, somos de tener barriga”. Así que, ya sabéis, no amargaros excesivamente por algo que, en realidad, podemos traer en el ADN. Solo… ¡luchad contra ello!
  • Estrés. Provoca hormona cortisol, que transforma grasa en adipocitos y que está más presente en el abdomen.
  • No dormir ni descansar. La falta de sueño aumenta la hormona grelina, que estimula el hambre.
  • Alimentación inadecuada. Harinas, frituras, refrescos, azúcar, bebidas alcohólicas… En fin, lo que ya sabemos.
  • Movernos nos ayuda a generar músculo, a dormir mejor, a una buena salud hormonal… No movernos… ¡Malo!

adios-michelines-las-5-mejores-formas-de-perder-grasa-abdominal

Por cierto, la grasa abdominal excesiva puede provocar en los hombres bajada de energía y de libido así que, empieza a comer bien (productos frescos, más proteínas, alimentos ricos en fibra…), haz algo de actividad física (o mucha, si quieres acabar rápido con tus excesos de kilos), hidrátate bien y bebe bastante agua o té verde y vive lo más relajadamente posible.

Es la única manera (o lo que ya os dije en su momento -y que profundizaremos en ello- del lipoláser y la liposucción). Por lo demás, ¡poneros en marcha ya para dejar atrás el michelín porque, el verano, está a la vuelta de la esquina!

Cómo eliminar la grasa abdominal

La grasa en el abdomen es un rollo. Un coñazo. ¡Lo peor! ¡La odio! ¡No puedo con el hecho de pasarme el día a dieta y en el gimnasio y que el “rollo” no se vaya jamás! Porque las mujeres tenéis la celulitis pero los hombres tenemos… ¡el “rollo”! El michelín, la “barrigota”, por delante, y el “flotador”, por detrás. Y por mucho control que tengas en la alimentación, por mucho cardio que hagas, eso siempre está ahí. O casi. Porque es evidente que para cada problema hay una solución y éste también la tiene.

Porque presumir de abdomen es algo que todos queremos así que, pensando en verano, voy a proponeros dos caminos en este sentido puesto que, más allá, no dejéis engañaros porque no existe NADA. Ni cremas, ni fajas, ni pastillas, ni nada.

130.

  1. Rápido y más caro. Una liposucción o el lipoláser, que es como una liposucción pero más avanzado, pues se hace con un láser que quema esa grasa concentrada que luego eliminamos vía sudor o a través del orín (ya profundizaremos un día en esto porque creo que terminaré haciéndomelo).
  1. Lento pero más económico. La mayoría de los estudios hablan de que hay que hacer ejercicios abdominales, mucho cardio y, cómo no, una dieta adecuada pero que esto incidirá más en aumentar la resistencia muscular que en eliminar la grasa. Es decir, aunque hagamos cientos de flexiones, no vamos a conseguir un “six pack” en condiciones a no ser que aumentemos la masa muscular y, a través de la alimentación, evitemos acumular kilos.

maxresdefault

¿Trucos?

  • No nos saltemos ninguna comida puesto que el organismo se ralentizará y tenderá a acumular grasa.
  • Empieza el día con agua caliente con limón (que, como sabéis, es astringente).
  • Antes de desayunar, si puede ser, hacer ejercicios de cardio durante media hora o cuarenta y cinco minutos (el cuerpo usará entonces las calorías acumuladas).
  • Cena algo bajo en calorías para que el organismo haga bien la digestión.
  • Haz ejercicios abdominales en diferentes series a lo largo de la jornada, puesto que así incidirás más en el “rollo”. Pero, ¡ojo! ¡Que los sientas! Que sientas cómo estás trabajando y no pasando el rato.
  • Que no falten verduras y alimentos ricos en fibra.

Y nada. Paciencia, chicos y chicas porque es lo único que nos queda. Mucha fuerza de voluntad y mucho tiempo para, aunque perdamos una batalla, ganar la batalla contra la grasa.

 

Abdominales

Cómo quitarnos la barriga…

Bueno, lo mismo no es el momento adecuado para plantearnos esto. O sí. Porque con las navidades encima –y todas las comilonas que suponen las fiestas-, lo mismo es una buena oportunidad para poner a prueba nuestra fuerza de voluntad, por un lado, y de aclarar conceptos sobre los que construir una buena base cara al comienzo del año y el inicio definitivo de la “Operación Bikini”.

Lo primero que sepáis (aunque seguro que lo sabéis) que la grasa del abdomen tiene una importante función que es proteger el estómago, el intestino y el resto de órganos pero, a la vez, es antiestética y, encima, la grasa más difícil de quitar de todo el cuerpo. Por si fuera poco, mientras más obesidad abdominal tengamos, más propensos seremos a sufrir una parada cardiaca o a padecer muerte súbita.

eliminar-barriga

¿Qué podemos hacer? ¿Matarnos a hacer abdominales? ¡No! Eso, por sí solo, no vale de NADA. Así que prestad atención porque todo lo relacionado con la barriga pasa, una vez más en lo que a mejora física y musculación se refiere, por la alimentación. Así que, leed atentamente…

  1. Hay que tomar ácidos grasos monosaturados como los de los frutos secos, aceite de oliva o aguacate porque sacian y favorecen una dieta saludable.
  2. Cuidado con la tristeza. Hay más tendencia a la obesidad cuando estamos así.
  3. Prohíbete los carbohidratos refinados y los azúcares añadidos y sustitúyelos por vegetales o productos frescos.
  4. ¡Sorpresa! Los refrescos light favorecen la grasa en la barriga (dicho por la revista “Obesity”).
  5. ¡Corta ahora mismo el consumo de carnes rojas y embutidos!
  6. Controla el alcohol.
  7. Entrena mejor combinando ejercicios relajados de abdomen con otros intensos y activos mejor que solo hacer un ejercicio ligero durante más tiempo.
  8. Mucho aeróbico aunque con cuidado porque éste tira de la grasa de todo el cuerpo en general (y puede arrastras masa muscular).

Por último señalaros que debéis cargaros de paciencia porque estamos ante uno de los retos más complicados de todos los que nos marquemos, en especial si lo que pretendemos es quedarnos sequitos y planos. Tened en cuenta que, una vez quitada la barriga (si lo logramos) viene el problema de la flacidez pero tampoco quiero amargaros estos días. Quedaros con la copla y pronto empezamos a cantar… jajaja…

Foto Ugo Camera www.viewfashionbook.com

Foto Ugo Camera
www.viewfashionbook.com