El poder de los frutos secos (I)

FrutosSecos

Con los frutos secos siempre hay una batalla increíble. ¿Convienen? ¿No convienen? Yo, que soy muy amante de ellos, os recomiendo que los toméis pero, antes de nada, que tengáis claro que sean SE-COS, no fritos, ni salados o azucarados ni nada de eso (que sí engordan y no son recomendables).

Más allá, al finalizar un ejercicio –o en alguna comida intermedia, como la de media mañana-, un puñado de frutos secos es estupendo puesto que contienen grasas saludables ricas en Omega 3, proteínas vegetales (las proteínas son cruciales para recuperar la masa muscular tras el entrenamiento), carbohidratos (fuente de energía) y minerales como potasio, hierro o magnesio.

Y ahora voy a contaros un poco más sobre cuatro que a mí me encantan:

 

  1. Nueces: Tienen un alto poder saciante y contienen mucha vitamina B, estupenda contra la fatiga y el estrés. Están entre el “top” en ácidos grasos Omega3 y ayudan a bajar de peso. Son antioxidantes y combaten el estreñimiento y, por si fuera poco, ayudan a mejorar el sueño y los niveles de serotonina.

nueces-11

  1. Castañas: Tiene la mitad de calorías que el resto y contienen mucha agua, vitaminas y minerales beneficiosos. Aportan nutrientes como el potasio y los folatos y son ideales para adelgazar por, igual que las nueces, su efecto saciante. ¡Ah! Con ellas se hace el “Marrón Glacé” que, dentro del capítulo de los “caprichos”, es de mis sabores dulces favoritos…

castanas-00

3. Cacahuetes. Muy nutritivos, colaboran a que nos recuperamos rápidamente tras un esfuerzo físico duradero e intenso. Reducen el colesterol y son saludables para el corazón y, en crema de cacahuete, por cada 30 gramos que consumamos tendremos 10 de proteínas.

cacahuetes-cascara-1

4. Almendras. Contienen mucha fibra y reducen los riesgos de infarto. Protegen huesos y dientes y también pueden consumirse en leche, producto natural y vegetal que ayuda a mejorar la digestión.

almendras-3

Antes o después del entreno un puñado de cualquiera, no más, son ideales. Faltan muchos, como las avellanas o las nueces de Macadamia, pero estos son los más populares y los más frecuentes. Como todo, si sabéis usarlos a vuestra favor, ¡son muy buenos aliados!

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *