Consecuencias del entrenamiento en exceso

Mitos-flato

Como bien sabemos los excesos nunca son buenos. Para nada. Sin embargo, como somos tan cabezones, hasta que no nos chocamos con eso en lo que nos empeñamos, no paramos. El viernes pasado entrené y, cuando salí, no me encontraba bien. Me había pasado con el entreno y el cuerpo reaccionó con unas fiebres tremendas por la noche y con un malestar grande al día siguiente. Ya hace tiempo, cuando estaba con el gimnasio, remo, natación y patinaje, el organismo empezó a avisarme que estaba pasando la línea de peligro.

Porque, en lo que al entrenamiento se refiere, un exceso tiene consecuencias muy negativas si no controlamos muy bien eso que estamos haciendo, pudiendo provocar hasta lo contrario de lo que pretendíamos. Sí, tal como suena. Si no dejamos que el cuerpo se recupere, llevarlo muy al límite de continuo desembocaría, para empezar, en pérdida de masa muscular (en vez de ganarla).

lesiones-entrenamiento

Os voy a dar en este sentido unos puntos que deberíamos tener todos en cuenta pues yo mismo he sido víctima de algunos de ellos y compartirlos puede ayudar a los que no miden su entrega gimnástica:

  1. Deterioro de las articulaciones. Esto pasa. Se pierde el líquido que hay entre cada articulación, con el consiguiente desgaste de las mismas. Además, mucho peso o movimientos arriesgados, causan impactos indeseados.
  2. Oxidación corporal. Cuidado porque la sobrecarga tiene este pequeño inconveniente, solucionable con alimentos o complementos que lo compensen.
  3. Guardad las horas de sueño y, cada dos o tres meses, unos días de descanso. Esto ayudará a que los músculos se recuperen y sigan avanzando.
  4. Deshidratación.
  5. Arritmias
  6. Envejecimiento muscular. Al liberar radicales libres motivamos enfermedades como el asma, el Párkinson o la artritis.
  7. Problemas cardiacos y circulatorios.
  8. Disminución de endorfinas (PUEDE DESEMBOCAR EN DEPRESIÓN y ANGUSTIA).

 

Señales de alerta:

Si sufres calambres, si desaparece la regla (en las mujeres), si no duermes bien o te cuesta despertarte, si tienes ansiedad, si estás irritado… No estaría de más que valorases cuánto inviertes en hacer ejercicio porque, más de 90 minutos diarios, es demasiado.

Estiramientos para evitar el dolor y cansancio al terminar. Cursa de la Merce. Salida i llegada desde la avenida Rius i Taulet. Barcelona. setiembre 2007

Cuidado especial con la natación, el ciclismo, el running y el fútbol y no perdamos nunca el control porque ésa sí que es clave definitiva del éxito. Como decía en su poema “Si” Kipling: “Si logras que tus nervios y el corazón te asistan aun después de su fuga de tu cuerpo en fatiga y se agarren contigo cuando no quede nada porque tú lo deseas, y lo quieres… ¡y mandas!…”… Todo lo de esta tierra será de tu dominio”. ¡He dicho!

demasiado-ejercicio

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *