Los beneficios de la risa

Muchos hombres se ríen poco. Bastante poco. Por eso muchos hombres les resultan a las mujeres (o a otros hombres) aburridos. Porque reírse es sano, necesario, señal de inteligencia, de salud mental. Y aunque el sentido del humor es muy personal (y tendremos que buscar quien coincida con el nuestro), lo cierto es que ponerlo en práctica no trae sino consecuencias positivas sobre nuestro cuerpo (y sobre nuestra mente).
Para empezar, cuando nos reímos de verdad nuestro cerebro libera endorfinas, que tienen un efecto similar a la morfina, y un neurotransmisor cerebral llamado dopamina, relacionado con el bienestar psicológico. Además, disminuyen los niveles de cortisol, hormona conocida como la “hormona del estrés”.En resumen: reírse ayuda a reducir la depresión, el estrés y la angustia. Limpia y ventila los pulmones. Mejora la oxigenación del cerebro y del cuerpo. Regulariza el pulso cardíaco. Relaja músculos tensos. Ayuda a trabajar al aparato digestivo y regula el intestino. Disminuye la presión arterial y… ¡ayuda a quemar calorías! Es más, algunos investigadores dicen que reír 100 veces equivale a 10 minutos de ejercicios aeróbicos (o 15 en bicicleta). Tened en cuenta que riéndonos se mueven alrededor de 400 músculos del cuerpo…

Risas-de-niños-pequeños

¿Más? Se fortalecen los lazos afectivos, se genera mayor respuesta del sistema inmunológico frente a la enfermedad, incrementa la autoestima, quita pensamientos negativos y hasta alivia el insomnio al producir una fatiga que se repara con el sueño.
No se sabe por qué algunas personas se ríen más que otras pero el caso es que es una forma de afrontar la vida muy relacionada con el arraigo cultural, las costumbres y las connotaciones sociales. Sea como sea, la risa, conocida como el “aerobic del alma”, hay que practicarla todo lo que se pueda, y más.
Busca programas y películas que la favorezcan, y personas que te ayuden a sentirte bien y pongan “chispa” a tu vida y, por encima de todo, aprende a reírte de ti mismo, a no tomarte las cosas tan en serio, a no sentirte atacado y a saber sacar de cada situación lo mejor y más divertido. Y que no te importe lo que piense nadie por mucho que te rías. Vivirás más y, lo más importante, vivirás mucho mejor.

risa-mejora-nuestra-salud-mental-y-física

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *