El peso ideal

ideal-weight-5

Como esta Navidad nos hemos pasado, y ya empezamos a replantearnos todo el tema de la alimentación para la “puesta a punto” de antes de verano, quiero hablaros hoy de eso del peso ideal, en relación al que hay confeccionados unos varemos que, en función de la altura y edad, hablan en este sentido. El más popular quizás es el que dice que debemos pesar lo que, a partir de cien centímetros, marque nuestra estatura, o sea que si medimos 173, nuestro peso ideal serían 73 kilos (y así sucesivamente).

Falso. El peso ideal no existe. Así de tajante. Pero no porque a mí me dé la gana sino porque cada uno es cada uno y, lo que a un chico con una complexión ancha y muy musculado le vale, a un hombre de cincuenta con una complexión media, puede resultarle excesivo (o al contrario). La cuestión es sentirse bien y que nuestros kilos nos permitan llevar un estilo de vida saludable y realizar actividades físicas diferentes. La fisonomía y el metabolismo marcarán cómo debemos estar, sin obsesiones y sabiendo que, a medida que vamos cumpliendo años, el organismo se ralentiza, provocando el que sea más difícil eliminar las grasas y los sobrantes. Esto se nota sobre todo al alcanzar los cuarenta, momento esencial en torno al que gira este blog y que, para los hombres, es decisivo por la pérdida de testosterona que, entre otras consecuencias, provoca esa incómoda barriga (cambiemos el término, si lo preferimos, por el de “flotador”) la cual, si no tomamos “cartas en el asunto”, va creciendo con más facilidad que nunca.

shutterstock_144387226

Pero no nos desesperemos porque eso no significa nada. Es más, el hombre tiene su mejor momento cuando entra en la quinta década de vida. Ahí es cuando el cuerpo se ha asentado y cuando, mentalmente, se encuentra más maduro. Por lo tanto apostemos por la felicidad y activemos solo el “pilotito” rojo para que no nos descuidemos porque nunca es tarde ni para empezar, ni para continuar (si nuestro mantenimiento viene de atrás).

Eso sí. Intentemos que el peso tienda, en porcentaje, a ser mayor en lo que a la masa muscular se refiere y menor en grasas para que nuestro aspecto sea atlético y no grasoso. Hay personas que parecen delgadas en apariencia pero que, de estar fibradas, pueden pesar mucho más de lo que imaginemos. Un objetivo que no alcanza todo el mundo pero que tampoco es imposible. Si te lo has marcado, ¡no renuncies a él!

cual_es_tu_peso_ideal

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *