¡Me apunto al POLE DANCE!

maxresdefault

Empieza la temporada y, para este año, me he propuesto abrir el campo del entrenamiento deportivo hacia una disciplina que hasta ahora ha estado asociada sobre todo a las mujeres pero que cada vez convence a más hombres;: el POLE DANCE. Son varias las academias que han abierto en Sevilla en los últimos tiempos aunque, en mi caso, me he decantado por AERIAL DREAMS de la que conozco a una de las dueñas, Silvia Giner, y donde tengo previsto acudir esta misma semana.

Muy popular en otros países como México, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Australia y China, según me cuentan, para hacer POLE DANCE no hay problema con la edad ni tienes por qué saber bailar. Es más, unos de los beneficios que por lo visto aporta es el aumento de la coordinación y, más allá, el fortalecimiento de la autoestima (esto lo he leído por todos lados y mi propia amiga Silvia me lo ha comentado muchas veces).

9969692-Homme-de-danse-de-jeunes-p-le-solide--Banque-d'images

¿Qué más ventajas dicen que tiene esta disciplina? Muchas… Ayuda a eliminar toxinas, aumenta la capacidad cardiaca, pulmonar y la circulación sanguínea, es estupenda para bajar peso al estimular el metabolismo, favorece la producción de endorfinas (lo que disminuye el estrés o el riesgo de depresión), evita la retención de líquidos, mejora el retorno venoso (reduciendo las varices y la formación de arañitas), estimula la imaginación y la creatividad, corrige la postura corporal, favorece la creación de serotonina (que propicia la relajación y regula el sueño), previene la descalcificación…

En cada sesión, según la intensidad del tratamiento, pueden quemarse de 400 a 800 calorías y se considera un deporte de alto rendimiento que requiere de fuerza y donde sacamos gran rendimiento de nuestro abdomen, de la espalda, de los brazos y de las piernas. Así, tras unos minutos de calentamiento, se comienzan unas clases que terminan con eso del estiramiento en lo que yo insisto tanto y que es tan importante para evitar lesiones musculares posteriores.

En fin, que todo son ventajas y que yo tengo muchiiiiiiiiisimas ganas de empezar ya con lo que, en el momento que dé mi primera clase, os contaré… Por lo pronto, como las chicas tienen un largo camino recorrido aquí, me dirijo a los chicos: digan lo que digan, ¡animaros! ¡Todo lo que sea probar algo nuevo merece la pena!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *