A por unos pectorales de acero

¡Hola a todos! ¿Cómo vais? Yo a tope y preparando muchas cositas para renovar el blog (pronto os enteraréis). Por eso he tardado estos días en regresar aunque no he dejado ni el entrenamiento, ni la alimentación (recordad que es LO MÁS IMPORTANTE).

Hoy me ha tocado hacer pecho y espalda y quería contaros, en relación al pecho en concreto, algunos ejercicios que os pueden ayudar para mejorar esos pectorales que, en general, tanto morbo dan a la gente y que tan bonito y masculino pueden hacer el tronco. Yo la verdad es que he tenido suerte porque los tengo bastante desarrollados desde siempre (igual que las piernas, que son mi otro punto fuerte del físico). Es más, cuando empecé con mi entrenador personal tenía hasta complejo porque lo que quería era unos pectorales planos (y no las “tetitas” que me daban tanta vergüenza en aquel momento). Él me prometió que, con ejercicio duro, los mejoraría y llegaría al punto que pretendía y… ¡dicho y hecho!

Eso sí. Tened en cuenta que hay dos opciones:

  1. Para unos pectorales más pegados, menos peso y más repeticiones.
  2. Para unos pectorales más formados, más peso y menos repeticiones (yo estoy más en este punto ahora).

También comentaros que, para redondearlos bien, hay que trabajarlos con dos tipos de ejercicios:

  1. Tumbados totalmente en la banca. Levantaréis las pesas en vertical hacia arriba en tres series de diez repeticiones.

Imagen-2

 

2. Tumbados en la banca con inclinación de noventa grados. Igual que el anterior, levantaréis las pesas en vertical en tres series de diez repeticiones.

Imagen 1

Podéis tanto centraros en el primero y después pasar al segundo como plantear una superserie e ir variando uno y otro. En mi caso, por ejemplo, al hacer pecho dos veces en semana, cambio y así realizo una ejecución más completa. Y no os desesperéis porque, con esta rutina, iréis alcanzando vuestros objetivos…

aumento-de-pectorales

163 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *