Para más dureza, más intensidad

entrenamiento-progresion

Ha comenzado el año hace apenas un mes y, desde entonces, he introducido en mi forma de entrenamiento una novedad de la que quiero hablaros hoy. Porque en esto del rendimiento físico hay que aplicar aquello tan antiguo de que cada “maestrillo tiene su librillo” con lo que, para mí, lo ideal es empaparte de toda la información que puedas, probar y, a partir de ahí, sacar las conclusiones que más nos sirvan cara a nuestro cuerpo.
El caso es que yo voy cinco veces a la semana al gym: dos hago brazos y hombros; dos, pecho y espalda y una, piernas (menos este día, el resto incluyo abdomen y lumbares). Hasta ahora venía subiendo de peso in crescendo haciendo tres pases de diez-doce repeticiones y variando cada grupo muscular en triseries pero, como os digo, he cambiado un poco, según mi entrenador, para lograr más dureza y más congestión con una forma más dura pero en la que, los resultados, merecen la pena (lo bueno nunca se regala ni es fácil).
Así, la rutina anterior la mantengo tres días, el cuarto descanso y, el quinto y sexto me centro en brazos y hombros y pecho y espalda con pesas bastante más ligeras (un tercio, o incluso algo menos, de lo que, habitualmente, suelo coger) con las que no paro de realizar el ejercicio durante dos minutos seguidos (cronometrados), tres vueltas también en triserie. A partir de los treinta segundos estás que no puedes más pero, paciencia porque, si aguantáis, ¡os ponéis como una roca!
Eso sí, cuando terminéis no dejéis de tener a mano un batido de proteínas o una manzana y algunas nueces porque el desgaste es bastante considerable pero, a la vez, el crecimiento es muy importante. ¡Manos a la obra! ¡Ya me contaréis!

rutina-entrenamiento-completa

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *