Ya no se regalan flores…

lindas-flores-rosas-de-colores-9365

Hoy quiero escribir sobre el amor. De hecho, durante el tiempo que dure esta aventura del blog, os escribiré sobre el amor muchas veces porque es un tema que me encanta y porque me considero un romántico de los que, la verdad, quedan pocos. Y que conste que no suelo pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor pero en esto sí que creo que antes se sabía amar mejor porque, entre otras cosas, había TIEMPO para ello. Ahora no. Ahora todo son prisas. Parece que vivimos en una carrera por ser el más joven, el más guapo, el que más músculos tiene, el que más va de fiesta, el que más se divierte, el más popular de la pandilla… No queremos problemas y el amor, en gran medida, lo es. No es un castigo, no es un laceramiento pero sí que tiene la “virtud” de trastocar la mayoría de los planes que, en este sentido, nos habíamos hecho.

frases-de-amor-amistad-y-compartir-en-facebook-1405415611gk84n

Forma parte de la juventud confundir “amor” con sexo y, como hoy todo nos conduce a esto último, lo del corazón, como que queda en un muy segundo plano. Todo son caritas y cuerpos perfectos. En Twitter, en Facebook, en Instagram. Las redes sociales están llenas de quienes –yo también lo hago-, exhiben sus excelencias físicas al mejor portador como si de un gran mercado se tratase. Una vez conseguida la “presa”, al haber tantas oportunidades que siguen acechando (y tener esa sensación de que la vida es corta y hay que aprovecharla al máximo), la mayoría prefiere probar con otros/as, convirtiéndose en una escalera en la que nunca encuentras el final. Todo muy rápido, muy fugaz. Por no hablar de la influencia del mercado de consumo donde, si hasta cambiar de muebles en la casa cada poco pasa por la moda, ¿cómo vamos a pretender ser fieles a una sola persona? Por otro lado, los más maduros están quemados porque, cuando has pasado por conocer a mucha gente -y has comprobado hasta qué punto te dejas el corazón la mayoría de las ocasiones para nada-, como que no te apetece pasar por lo mismo de nuevo.

RetratodeWilliamShakespeares

Lo que sí es común a todo el mundo es que se han perdido los DETALLES. Ni se tienen, ni se saben valorar. En una sociedad marcada por el “yoísmo”, en la que hasta las fotos, “selfies”, te las haces tú mismo (algo muy significativo porque hasta en eso somos autosuficientes), no tenemos, y vuelvo al mismo punto, TIEMPO para dedicárselo a los demás. Para conocerlos, para valorar sus virtudes y aceptar sus defectos, para saber cómo sienten, qué necesitan, qué nos dicen sus ojos cuando nos miran, para ir a una floristería y comprar una rosa con la que conquistar a quien nos gusta.

268976_253228841486884_1077214_n

Ya no se regalan flores. Hay parejas que empiezan y terminan su relación de varios años y nunca se han regalado flores. Y, aunque os parezca una tontería, no lo es. Las flores son delicadas, sutiles, bellas en su imperfección. Y lo que nos rodea está muy lejos de estos tres conceptos y, por tanto, lejos del AMOR. Por lo menos lejos del amor en el que yo creo. Ése que no pasa por un listado de requisitos y que sabe mirar dentro. Como en la canción de Silvina Magari, no quiero ser moderno. Solo quiero París…

imagenes_de_amor_amor_poetico

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *